PARIS. “Chema Madoz” Del 26 de abril al 29 de mayo 2019. Esther Woerdehoff Gallery.

Nacido en Madrid en 1958, Chema Madoz comenzó a dedicarse a la fotografía  a principios de los años 80, en la efervescencia creativa de La Movida. Comenzó a exhibir su trabajo en 1983 mientras trabajaba como empleado de banco. A principios de la década de 1990, decidió dejar de fotografiar personas y paisajes para enfocarse exclusivamente en objetos. El fotógrafo los recoge en mercadillos, tiendas o incluso contenedores de basura, al azar. Él dice: “Con la fotografía, descubrí la posibilidad de resaltar todas las imágenes que me llegan a la cabeza. Por su brevedad e intensidad, la fotografía se acerca a la poesía. ». Con la fragilidad de una nube, un hilo o una mariposa, las imágenes de Chema Madoz a veces nos sumergen en un sueño despierto, un momento helado gracias a la magia de la fotografía. Al igual que los haikus japoneses, su simplicidad es solo superficial y nos invita a meditar sobre la existencia y la impermanencia. El proceso creativo comienza con una idea, un boceto y luego se materializa en un objeto, casi una escultura, antes del disparo y la impresión en el cuarto oscuro. Chema Madoz combina, une o se opone a objetos y la fotografía los revela, eliminando su banalidad y su color al mismo tiempo. Chema Madoz toma sus fotografías de la manera tradicional, en formato medio con una Hasselblad y con luz natural. Su estudio es un espacio creativo que le permite trabajar en varias obras al mismo tiempo y reunir objetos para imaginar otros encuentros casuales. Florencia Pillet. (EW press-release)

Esther  Woerdehoff Gallery. 36 rue Falguière. 75015 Paris – France

http://ewgalerie.com/

www.chemamadoz.com

Imagen: Chema Madoz, Sans titre

2019-05-31T07:45:39+00:00