VIENA. “BLACK MIRROR” Hasta el 16 de marzo 2019. Mario Mauroner Contemporary Art

Los artistas españoles Carlos Aires, Pedro Calapez, Carmen Calvo, Iván Capote, Mateo Maté, Javier Pérez y Bernardi Roig participan en la exposición colectiva Black Mirror (Espejos Negros).
En muchas culturas diferentes de todo el mundo, los “Espejos negros” han sido objetos lujosos y deseables. Eran productos populares y rentables desde México hasta la India, un producto invaluable para artistas, magos y científicos. Como explica el término griego Téchne, “los espejos negros deberían permitir la comprensión de la conexión del arte, la ciencia y la técnica”.
Hoy en día, el conocimiento está digitalizado y puede reducirse a códigos binarios, por lo que Téchne, entendida en este marco contemporáneo, ha alcanzado una nueva actualidad.
Los aztecas usaban espejos negros hechos de lava volcánica negra para las prácticas de clarividencia y curación. A través de la conquista del “Nuevo Mundo”, los europeos también adquirieron el conocimiento del vidrio hecho de lava y lo utilizaron para el estudio de la anatomía y  actividades ocultas. Desde la época del Renacimiento, los pintores y arquitectos europeos, desde Leonardo hasta Lorrain, utilizaban espejos negros o sombreados para enfocar en cierta composición o perspectiva. Aquí, la falta de color sirvió como nueva inspiración y relajación para el ojo para revitalizar la visión artística. El médico estadounidense Paschal B. Randolph utilizó los espejos retrovisores creyendo en su poder místico: los artistas Manet, Matisse, Sutherland, Gerhard Richter y muchos más confiaron en los espejos negros como un portal de reflexión más profunda del yo. Son capaces de captar sensaciones: los altibajos de la melancolía y la euforia o la sincopación de la creatividad.
El “espejo negro” se convirtió en un instrumento óptico, una herramienta para que el artista atenúe los colores y agudice las perspectivas. Lo hace no creando una ilusión realista, sino alienando la propia percepción. El sombreado negro es falta y exorbitancia al mismo tiempo. Ofrece una forma diferente de representación, una que es claramente un reflejo del yo aunque no de una manera narcisista. Mirarse en un espejo negro significa descubrir y enfrentarse a un fantasma del yo, un fantasma de nuestro propio cine negro.
Los espejos negros de hoy cuelgan en cada pared, se colocan en cada mesa y se sostienen en cada mano: son las superficies digitales de nuestros televisores, computadoras y teléfonos inteligentes.
Vivimos en una época en la que la era digital y la era moderna industrial están chocando y donde tenemos que acostumbrarnos a la continua aceleración del intercambio de información. En todas partes, las pantallas nos rodean y están constantemente tratando de comunicarse e informarnos. El tiempo para la paz y el descanso parece ser menos importante; Parece que hemos renunciado a la privacidad por la exposición ilimitada de nosotros mismos.
En una sociedad donde la tecnología se ha convertido en una droga omnipresente, el prospecto se enfoca. El impacto medial parece dar forma a una nueva forma de existencia; La cuestión de los “efectos secundarios” debe considerarse y se vuelve cada vez más esencial.

Artistas: Carlos AIRES | Jean-Charles BLAIS | Pedro CALAPEZ | Carmen CALVO | Iván CAPOTE | Fabrizio CORNELI Plamen DEJANOFF | Fred EERDEKENS | Manfred ERJAUTZ | FERRO | Vadim FIŠHKIN | Kendell GEERS  /Paolo GRASSINO | Fabian HERKENHOENER | Markus HOFER | Rebecca HORN | Michael KIENZER . Nicolas KOZAKIS | LAb[au] | Davide LA MONTAGNA | Jan LAUWERS | Mateo MATÉ | Philip MENTZINGEN Marzena NOWAK | Irina OJOVAN | Javier PÉREZ | Michelangelo PISTOLETTO | RaumZeitPiraten .Anselm REYLE | Bernardí ROIG | Anneliese SCHRENK | Michael SCHUSTER | Esther STOCKER | Barthélémy TOGUO Pedro TYLER | Markus WILFLING | José YAQUE | Vadim ZAKHAROV

Mario Mauroner Contemporary Art. Weihburggasse 26. Vienna, Vienna 1010

https://www.galerie-mam.com

Imagen: Mateo Maté “Disneyworld”

2019-02-13T09:15:29+00:00