ROMA. Jesús Herrera Martínez. «Cuidando el Jardín del Edén» Del 22 de septiembre al 3 de noviembre 2018. White Noise Gallery

Trabajando en la representación de la naturaleza, Jesús Herrera Martínez se pregunta sobre la imposibilidad paradójica de que el artista proporcione representaciones objetivas y desapegadas de un tema.

La exposición es el intento, por definición irrealizable, de encerrar en un solo entorno la totalidad de la naturaleza. A medida que los jardines botánicos se construyen para ser la imagen perfecta de todo lo que existe, de la misma manera Jesús busca la síntesis de la diversidad y la complejidad de los hombres, en un solo lugar de cohesión entre diferentes identidades y orígenes.

Cada una de las piezas de esta serie se concibe como un fragmento de un jardín secreto, una línea de diseño absoluto, diseñada para ser guardada y llevada con ella.
Este es el caso de los polidípticos reutilizables Reales creados para ser usados ​​como mochilas y reabiertos si es necesario, como ventanas móviles en el jardín perfecto. De la misma manera, los hexágonos, pintados meticulosamente con los temas de la vegetación tropical, están listos para transformar cada superficie en una porción de matorral; También en este caso, el coleccionista decidirá cómo organizarlos, definiendo así su jardín único y personal del Edén.

En las obras de Jesús encontramos el espíritu de Wunderkammer en el que el puro gusto por la fascinación fue reemplazado a menudo por el rigor científico. Es en las pinturas de pintores del siglo XVII como Albert Eckhout que se debe buscar la semilla de esta investigación: primeros retratos de realidades exóticas, procedentes de las costas de Brasil, representados como bodegones con un sabor totalmente centroeuropeo. Cada elemento de la exposición es al mismo tiempo riguroso como la ilustración de un manual de botánica pero inevitablemente contaminado por la mano y las fascinaciones del pintor. Así, Jesús se convierte en el guardián del Edén, un jardín absoluto, que lo cuenta a través de diferentes medios, desde el lienzo hasta la cerámica, con la meticulosidad de un curador barroco, creando un herbario preciso de un jardín imposible.

La pintura que Jesús Herrera ha desarrollado para este ciclo supera los límites de la pintura y se propone descubrir la tercera dimensión invadiendo los soportes para convertirse en un manto de camuflaje, ansioso por cubrir / descubrir todo con la representación del jardín perfecto. La exquisitez pictórica que caracteriza a las obras nunca es su objetivo final, sino que se convierte en un medio para el servicio del significado; En las obras de esta exposición, el primer protagonista es la naturaleza, no la técnica. Todo en la representación de Jesús está cubierto por pintura, con la excepción de cinco esculturas de cerámica, sólidos platónicos inmaculados, una alegoría de una ciencia absoluta y lejana que no forma parte de este jardín ideal, sino que es la unidad de medida.

White Noise Gallery. via della Seggiola 9  00186 Roma

http://www.whitenoisegallery.it

www.jesusherreramartinez.com

Imagen: Jardín Botánico Copenague. Óleo/lienzo Jesús Herrera Martínez 2018

2018-11-04T12:03:52+00:00