NUEVA YORK. “Maruja Mallo: Pintura 1926 – 1952” Del 26 de septiembre al 1 de diciembre 2018. Ortuzar Projects.

Esta exposición es la primera de Maruja Mallo en Nueva York desde 1948, y presenta una selección de obras producidas tanto en España como en América Latina.
Nacida en la Galicia rural, España en 1902, Mallo se mudó a Madrid en 1922 para recibir formación artística. Rápidamente se convirtió en una figura central en la Generación del 27, un grupo interdisciplinario de la vanguardia española que incluía a Salvador Dalí, Federico García Lorca y Luis Buñuel. Como una de las pocas artistas femeninas asociadas al grupo, Mallo rápidamente recibió fama por un surrealismo único y ambicioso que era a la vez cosmopolita y claramente español. Con el apoyo del filósofo José Ortega y Gasset, quien fue comisario de su primera exposición en 1928 en las oficinas de su influyente revista Revista de Occidente (Mallo también ilustró regularmente las portadas de la revista), su obra en la década de 1920 se caracteriza por las pinturas de El Mago / Pim Pam Pum (1926) y Escaparate (Maniquís) (1928).
Después de conocer al pintor y teórico uruguayo Joaquín Torres-García en 1933, el surrealismo de Mallo se fusionó con un interés creciente en las matemáticas, la estructura y la abstracción. Este cambio estilístico, a través del cual permaneció comprometida con la observación local, se caracteriza por un creciente interés por la claridad compositiva y la distribución simétrica de formas (un modo que la historiadora del arte Estrella de Diego describe como «intelectual»). Algunas de sus obras , como Arquitectura Humana / El Pescador (1937) y La Red (1939), surgieron en diálogo con la avanzada teorización de la construcción pictórica de Torres García.
Mallo, al igual que sus contemporáneos, estaba comprometida políticamente con el arte y la vida. En 1936, con el estallido de la Guerra Civil Española, Mallo se exilió en Buenos Aires. Al encontrarse con entornos urbanos y naturales diversos y recientemente descubiertos, el trabajo de Mallo de este período se caracteriza por una nueva vitalidad y sensualidad. Sus Naturalezas Vivas representan motivos marinos y florales en configuraciones erotizadas. El interés de Mallo por lo oceánico también se puede ver en una serie de fotografías de 1945 tomadas con Pablo Neruda (él mismo un ávido coleccionista de conchas), en las que Maruja Mallo aparece como si hubiera emergido del mar. Las Naturalezas Vivas formaron el núcleo de la única exposición previa de Mallo en Nueva York, que tuvo lugar en 1948 en la Galería Carroll Carstairs.
El interés de Mallo por el retrato se expandió en las décadas de 1940 y 1950. Sus retratos de mujeres se centran en la diversidad de la belleza femenina de una manera tanto programática como observacional. Su Máscaras, una serie de máscaras desencarnadas, están igualmente dedicadas a la exploración tipológica de la diferencia y la representación.
Mallo regresó a Madrid en 1965. Fue galardonada con la Medalla de Oro de Madrid en 1990, y la Medalla de Oro de la Xunta de Galicia en 1991. Desde su muerte en 1995, ha sido objeto de una importante retrospectiva y publicación organizada por la Casa das Artes de Vigo y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid (2010), así como muchas exposiciones individuales y colectivas. Su trabajo está en las colecciones del Centro Georges Pompidou, París, Francia; Fundación José Ortega y Gasset, Madrid, España; Museo Nacional de Artes Visuales, Montevideo, Uruguay; Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina. Su trabajo también está en la colección permanente del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid, España. Un catálogo razonado de las pinturas de Maruja Mallo está siendo preparado por la Galería Guillermo de Osma, Madrid, España, para su publicación en 2019. (Ortuzar Project press-release)

Ortuzar Projects. 9 White Street. New York, NY 10013

http://www.ortuzarprojects.com

Imagen: Maruja Mallo. “El mago/Pim Pam Pum” 1926

2018-12-02T17:46:33+00:00